Cabalgar, cabalgar, cabalgar,
el día, la noche, el día.
Cabalgar, cabalgar, cabalgar...
En mi derredor se hizo el silencio. Y la soledad.